Diez estudiantes de los distintos centros en los que se imparte Secundaria en Utrera fueron recibidos ayer en el Salón de Plenos por José María Villalobos.

estudiantes mejor expedientes

En el día de ayer tuvo lugar un emotivo recibimiento en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Utrera a los estudiantes que el año pasado cursaron Segundo de Bachiller y obtuvieron las mejores calificaciones. Los estudiantes estuvieron acompañados por sus familiares, por los directores de los institutos José María Infantes y Ruiz Gijón, así como por las delegadas de Educación Violeta Fernández y de Políticas Sociales María José Ruiz y por el alcalde utrerano José María Villalobos.

Se trata de un encuentro que año tras año se viene sucediendo y que Villalobos califica como “de uno de los mejores días del año y de los que más disfruto como alcalde de Utrera”. El alcalde explica que “es muy satisfactorio ver la frescura y la apertura de miras que tienen los jóvenes de nuestra localidad que dentro de unos años van a liderar nuestra sociedad”. Así, explica que “creo que cada año los jóvenes que vienen al Ayuntamiento son cada vez más inconformistas con todo lo que les rodea, lo que es un síntoma de progreso y evolución”. La forma de ser de los estudiantes agradaron al alcalde y les deseó “que aprendan todo lo posible en la etapa universitaria, una etapa donde nos hacemos adultos y nos colocamos para lo que queremos ser en la vida”.

Los estudiantes recibidos fueron: del colegio Nuestra Señora del Carmen Javier Muñoz Rodríguez y Rafael Vicente García Alfaro; del IES Ponce de León Verónica Fernández Caro y Pablo Muñoz Doblado; del IES Ruiz Gijón Paz Valdivieso Cuevas, Daniel Gómez Marín y María Auxiliadora Sevilla Sáez; del IES Virgen de Consolación Lucía Gago Fernández y Ana Barberá Martínez; y del IES José María Infantes Elena Calvo Matos.

Villalobos ha declarado de que “cada vez más, incluso algunos de los estudiantes así lo han expresado, la sociedad estará dividida entre grupos de personas con más y menos formación”. De esta forma opina que “el motor de ascensor social más importante será la educación y el nivel de estudios alcanzados”. Por eso, asegura “estar convencido de que los alumnos y alumnas que hemos recibido hoy en el Ayuntamiento no dejarán nunca de estudiar y de formarse”.