Al acto han acudido el alcalde de Utrera José María Villalobos, la delegada municipal de Educación Violeta Fernández así como un numeroso grupo de miembros del equipo directivo, del AMPA y una representación del alumnado.

Villalobos ha puesto de manifiesto “la importancia que tiene en nuestra vida diaria la conciliación familiar, una tarea en el que un comedor de un colegio es fundamental para las familias de los alumnos y alumnas”. Así, ha declarado que el comedor en el Alfonso de Orleans “era más que necesario debido a un gran número de solicitudes”.

Las obras en el CEIP Alfonso de Orleans consisten en la remodelación de la sala de profesores, de informática y almacenes y la habilitación de una nueva sala de profesores y otra aula (en la planta alta); eliminación de aula de música, cuartos de música, aseos y almacén para la ejecución de un comedor, oficio, almacén y aseos (planta baja).

José María Villalobos, ha indicado que, a diferencia de la situación anterior, se espera que en los cuatro años de mandato (2015-2019) se haya invertido un total de 1.7 millones de euros. De esos casi dos millones de euros, 1.2 millones corresponde a los proyectos de rehabilitación energética que llegarán a todos los colegios y el resto a importantes obras de mejora y de mantenimiento.

Durante todo este tiempo se ha sustituido el pavimento del patio del colegio Al-Ándalus y se hizo una modificación en sus aulas; se adaptó una rampa de acceso en La Fontanilla y se remodeló su patio de los niños más pequeños; se ha llevado a cabo la reforma eléctrica de Rodrigo Caro; se han ejecutado obras en el patio del colegio Las Marismas de Trajano; obras de ampliación en el Centro de Educación Permanente Hermanos Machado; en el Juan Antonio Velasco se va a llevar a cabo también la renovación del sistema eléctrico; y en Coca de la Piñera la sustitución de la cubierta y adecuación del aulario.